Cardiomiopatía en gatos

El término hace referencia a las enfermedades que afectan al músculo cardíaco. Esta patología puede ser primaria o secundaria a otras enfermedades. La sintomatología y las consecuencias de la cardiomiopatía en gatos no son las mismas en todos los felinos. Algunos gatos no presentan síntomas ni se ven afectados por la enfermedad, pero las consecuencias pueden ser grandes en otros pacientes generando insuficiencia cardíaca, tromboembolismo o muerte repentina.

Hay razas predispuestas a padecer esta enfermedad como los Ragdoll y los Maine Coon. Esto se produce por la presencia de mutaciones genéticas que se transmiten de generación en generación.
Los pacientes con enfermedades sistémicas que producen elevaciones en la presión arterial pueden favorecer el desarrollo de cardiomiopatías. Esto se observa con frecuencia en gatos que sufren hipertiroidismo, insuficiencia renal e hipertensión primaria.
La edad también es un factor para tener en cuenta: Es más común encontrar pacientes cardiopatas que superan los 7 años.

La enfermedad produce el engrosamiento de las paredes de los ventrículos. Ya sea por causas cardíacas o externas al corazón, estos cambios vuelven más rígidas las paredes y dificultan la distensión del ventrículo.

Cardiomiopatía en gatos. A la izquierda, corazón sano. A la derecha, corazón con engrosamiento de las paredes ventriculares.


Cuando la aurícula vacía la sangre en el ventrículo ve mermado el volumen de sangre que puede entregar haciendo que la sangre se acumule en ella. Según la cantidad de sangre acumulada aumenta, la aurícula se dilata para adaptarse al gran volumen que tiene que soportar. Cuando la aurícula no puede dilatarse más, se produce un aumento de presión. De esta manera se dan las condiciones adecuadas para desarrollar derrame pleural y facilita la formación de trombos por estancamiento de la sangre.


Además, el engrosamiento produce un mal cierre de las válvulas y en ocasiones obstrucciones de la salida de la sangre hacia el resto del cuerpo. Estas dos circunstancias incrementan el volumen de sangre que vuelve a la aurícula empeorando el cuadro cínico..

Si nuestro gato sufre una cardiomiopatía podremos observar:

  • Dificultad para respirar.
  • Disminución de apetito.
  • Tendencia a esconderse y apartarse de lugares transitados.
  • Parálisis de las extremidades posteriores producida por tromboembolismo.
  • Pérdida de consciencia.
  • Muerte repentina sin sintomatología previa.

El diagnóstico de la cardiomiopatía en felinos es un gran reto.
Debemos empezar con una completa exploración general y específica acompañada de pruebas diagnósticas.


Como hay pacientes subclínicos en aquellos que presenten síntomas leves, antecedentes de enfermedad cardíaca familiar o enfermedades que puedan desarrollar cambios miocárdicos es necesario realizar pruebas diagnósticas si se quiere descartar la enfermedad.


En razas predispuestas Ragdoll y Maine Coon se recomiendan realizar test genéticos para la detección temprana. Estas pruebas son útiles para determinar el riesgo de padecer o transmitir la enfermedad.


Cuando hay una sospecha de enfermedad cardíaca por distrés respiratorio se pueden cursar análisis de biomarcadores como NT-pro BNP y Troponin-I que se verían elevados si el origen de la enfermedad fuera cardíaco.


La prueba que confirma la enfermedad es la ecocardiografía ya que con ella se pueden ver las cámaras y las válvulas cardíacas. De esta manera podemos evaluar el estado del miocardio, medirlo y valorar los cambios producidos tanto en la aurícula como en el tracto de salida del ventrículo izquierdo.


Para obtener un pronóstico e instaurar tratamiento pueden ser necesario realizar otras pruebas como radiografía, electrocardiograma, monitorizar la electricidad cardíaca con un holter o monitorización cardíaca de eventos en pacientes que presentan sincopes.
Así mismo la medición de presión sanguínea, realización de analíticas de sangre, orina y hormonales es necesaria para realizar encontrar el origen de la enfermedad.

Una vez realizadas las pruebas el especialista instaurará un tratamiento basado en:

  • En cardiopatías secundarias a enfermedades se recomienda tratar la causa primaria siempre que sea posible.
  • Se valorará la necesidad y la viabilidad de usar diuréticos para reducir el volumen desangre que el corazón debe manejar.
  • En el caso de que el paciente presente elevada probabilidad de sufrir tromboembolismose pautan anticoagulantes.
  • Si la fase de la cardiopatía es avanzada o presenta obstrucción del tracto se salida se pautan betabloqueantes que bajan la frecuencia cardiaca ayudando a que el músculocardiaco aproveche toda la distensibilidad de la que dispone.


Dado que nuestros compañeros felinos son muy discretos en todo, incluida la demostración de síntomas de enfermedad y debido a que la enfermedad cardiaca puede tener consecuencias muy graves. Se recomienda realizar chequeos preventivos anuales para instaurar un tratamiento temprano.

¡Si no quieres perderte ningún artículo, ve a Instagram y Facebook y síguenos en nuestro perfil @vetclanveterinarios donde publicamos todas las novedades! #vetclan #vetclancontigo #vetclanveterinarios #vetclansalud