91 360 85 60 info@vetclan.com
En Madrid, la identificación mediante microchip es obligatoria para perros, gatos y hurones desde 1993. En años posteriores, se han ido sumando a la norma el resto de comunidades; hasta hace algunos años, cuando la identificación de estas especies se convirtió en obligatoria en todo el país.

 

Su implantación debe realizarla un veterinario autorizado antes de los 3 meses de edad, utilizando para ello un aplicador estéril, que permite colocarlo bajo la piel del cuello (lateral izquierdo) de manera rápida y prácticamente indolora.

Microchip

El microchip en sí mismo es un dispositivo del tamaño de un grano de arroz que contiene un número. Dicho número será a lo largo de la vida del animal su identificador. Para la lectura del número de identificación es necesario utilizar un lector específico. Cuentan con él todas las clínicas veterinarias y otras entidades como protectoras, Policía y Guardia Civil.

Una vez implantado, el veterinario debe asociar los datos del perro/ gato al número insertado y registrar el alta del paciente en la base de datos de la comunidad correspondiente.  En nuestro caso, el RIAC (Registro de Identificación de Animales de Compañía).

A partir de entonces, cualquier cambio en los datos relativos al animal  se realizará mediante comunicación al Registro (teléfono de contacto, dirección, propietario…).

Beneficios del microchip en las mascotas

La principal ventaja de la identificación de nuestras mascotas es que facilita la recuperación en caso de extravío. Cuando alguien encuentra un perro o gato perdido, tan solo tiene que acudir a la clínica más cercana para localizar a sus propietarios.
Por otro lado, también resulta útil en la lucha contra el abandono y el robo, ya que al ser difícilmente eliminable puede actuar como elemento disuasorio.

 

Registros de Identificación de animales

Actualmente, los registros de las diferentes comunidades autónomas aún no están unificados; aunque muy probablemente lo estarán en algún momento. No obstante, además del de cada autonomía, existen varios registros con una cobertura más amplia en los que se pueden consultar los datos básicos para la localización de los propietarios:

REIAC: Red Española de Identificación de Animales de Compañía (https://www.reiac.es/).

Europetnet: base de datos en la que están disponibles los datos relativos a todas las mascotas resgistradas en las bases de datos europeas (https://www.europetnet.com/).

PetMaxx: se trata de una herramienta que nos permite comprobar si un microchip está registrado en alguna base de datos del mundo y en caso afirmativo, cuál (https://petmaxx.com/).

 

Recomendaciones Vetclan:

👉🏼 Comprueba periódicamente que el microchip de tu compañero sigue siendo legible (por ejemplo, en las revacunaciones anuales). No suele ocurrir, pero alguna que otra vez nos hemos encontrado con alguno que ha dejado de serlo.

👉🏼 Asegúrate de mantener los datos actualizados. Recuerda, especialmente, notificar al registro los posibles cambios de número de teléfono de contacto.

👉🏼 Aunque tu perro esté identificado, no está de más colocarle una placa o un collar con tu teléfono; será una manera mucho más rápida de contactar contigo. Además, en caso de que el extravío se produzca fuera del horario habitual de clínica, facilitará especialmente tu localización.