Corazón de María: 91 426 89 98 | Príncipe de Asturias: 91 616 07 21 info@vetclan.com
La flor de Pascua o poinsettia es una planta originaria de Centroamérica; muy popular durante las navidades.
Esta planta arrastra una leyenda negra en cuanto a su toxicidad para perros y gatos.
Si bien podemos decir que, efectivamente, podría llegar a resultar tóxica para nuestros perros y gatos, en ningún caso es letal.
Es cierto que la savia de la flor de Pascua contiene unas sustancias (diterpenoides y saponinas) cuya ingestión puede provocar vómitos, salivación y, raramente diarrea.
Por otro lado, también puede producir cierta irritación en contacto con la piel y las mucosas.
Sin embargo, estos síntomas suelen ser autolimitantes y, en general, no requieren tratamiento médico.
Así que no hay motivo para prescindir de estas plantas si tenemos perro o gato, ya que solo si ingiriesen tallos en cantidad (lo que suelen mordisquear son las hojas) podríamos llegar a tener un problema serio.
No obstante, si en algún caso tienes dudas, acude a tu veterinario.