Otitis crónica. Ablación del conducto auditivo y osteotomía lateral de la bulla timpánica.

Los problemas de oídos, como las otitis, son una causa común de consulta en la clínica diaria de perros y gatos. Existen muchos tratamientos y están descritas diferentes técnicas quirúrgicas aplicadas en casos crónicos.

Fossum 3ª edición.

El oído está dividido en tres partes:

  1. Oído interno
  2. Oído medio (cavidad timpánica)
  3. Oído externo (conducto auditivo)

El oído externo y el medio están separados por el tímpano y la apertura dentro del horizontal dentro del oído medio. El pabellón auricular tiene diferente tamaño y forma según la raza. El canal está formado por una parte vertical y otra horizontal más corta.

Existen numerosas causas que pueden provocar otitis: desde parásitos como los ácaros, alergias, cuerpos extraños en el oído, así como pólipos y tumores. Además, una alta producción de cera, un exceso de pelo o un estrechamiento del conducto pueden contribuir al desarrollo de esta patología. Al dañarse el conducto auditivo pueden proliferar bacterias y/o levaduras y deteriorar este aún más.

La ablación del conducto auditivo es la resección total del conducto auditivo. Solamente está indicada en perros con otitis crónicas graves que no respondan a otros tratamientos y en casos de neoplasias, y otras causas, que provoquen obstrucción del canal. Además, puede ofrecer menos supuración y dolor en el postoperatorio, incluso en casos en los que exista abundante tejido hiperplásico, puede dejar una mejor apariencia estética que otras técnicas.

Se realiza una incisión en T exponiendo la parte vertical del conducto, se libera poco a poco el conducto de la musculatura, durante la disección se debe ir lo más cerca posible del cartílago para evitar dañar el nervio facial hasta eliminar por completo el canal.

La osteotomía de bulla lateral se realiza en combinación con esta cirugía y permite eliminar el epitelio residual y los desechos del oído medio después de retirar el conducto.

Esta intervención quirúrgica puede ofrecer una solución definitiva para estos pacientes y mejorar mucho su calidad de vida pero se debe recalcar que sólo se debe indicar en casos graves que no hayan respondido a tratamiento médico.

Irá acompañado además del estudio preoperatorio de rutina, de un buen examen otoscópico, radiografías de cráneo e imágenes de tomografía computarizada para evaluar la bulla timpánica antes de la cirugía.

¡Si no quieres perderte ningún artículo, ve a Instagram y Facebook y síguenos en nuestro perfil @vetclanveterinarios donde publicamos todas las novedades! #vetclan #vetclancontigo #vetclanveterinarios #vetclansalud