91 360 85 60 info@vetclan.com

Con frecuencia escuchamos en Vetclan, consejos muy dispares que, personas o páginas web, ofrecen a los nuevos propietarios sobre cuándo y cómo deben exponer a sus cachorros a otros animales y seres humanos, sacarlos a la calle o viajar con ellos.

A continuación, y basadas en el conocimiento científico en pediatría veterinaria te ofrecemos las principales recomendaciones para evitar que tu perro se convierta en un «sociópata» o tenga problemas de convivencia. Los cuales, con seguridad, también afectarían a tu vida.

 

¿Hasta cuándo debe permanecer un cachorro con su madre y con su camada?

En los primeros momentos de desarrollo del cachorro (los periodos neonatal y de transición), la presencia de padres y hermanos es fundamental para un correcto desarrollo emocional.

Es a partir de las 4 semanas de edad cuando comienza el periodo de socialización. Es este el momento en el que el cachorro empieza a entender las relaciones con el mundo que le rodea.

Durante la primera fase de este periodo (socialización temprana), el cachorro debe seguir con sus padres y camada. Por tanto, un cachorro nunca debería ser adoptado antes de las 8 semanas siendo incluso preferible no hacerlo antes de las 10 semanas de edad.

 

¿Por qué es importante el periodo de socialización de los cachorros?

Durante este periodo, que comienza a las 4 semanas y termina entre las 12 y 14 semanas de edad, el cachorro es muy receptivo a los estímulos externos y construye sus relaciones futuras con el entorno.

Un cachorro que sea separado demasiado pronto de su camada y criado solo por personas, formará sus principales vínculos con humanos. Si este aislamiento de su propia especie continúa más allá de las 12 semanas de edad, el perro puede convertirse en un animal temeroso y agresivo con otros perros.

Por otro lado, si el cachorro no está en contacto con seres humanos durante el periodo de socialización, será más probable que tenga miedo de las personas y pueda desarrollar comportamientos agresivos hacia ellas. Esto es especialmente importante en el caso de los niños, que por su actividad y movimiento, pueden ser vistos como potenciales peligros por perros que no han sido correctamente socializados durante este periodo.

 

¿Cuándo puede salir mi cachorro a la calle?

Como hemos visto en el punto anterior, el cachorro entre las 10 y las 14 semanas de edad, debe ser expuesto al mayor número posible de estímulos y experiencias sensoriales. Estos son personas, animales, sonidos, ambientes…; principalmente aquellos que luego serán habituales en su vida. Por tanto, debe salir a la calle y relacionarse, al menos, a partir de las 10 semanas de edad.

Desgraciadamente, en Vetclan todavía encontramos propietarios a los que les han recomendado no sacar a su cachorro hasta que tenga puestas todas las vacunas. Pero sucede que este final de la vacunación coincide con el final del periodo de socialización. De manera que esperar hasta ese momento puede conducir a problemas futuros (en ocasiones graves) en el comportamiento social de nuestro perro.

 

¿Cuándo puedo empezar a educar a mi cachorro?

A partir de las 8 semanas debemos empezar a enseñarle órdenes básicas con técnicas de educación positiva. Esta educación temprana es fácilmente retenida por el cachorro y probablemente facilita la educación posterior.

Ejemplos de órdenes básicas pueden ser:

  • el comando suelta,
  • inhibición de mordida
  • retirada de comedero

 

El periodo del miedo

Dentro del periodo de socialización, y entre las 8 a 10 semanas de edad en promedio, se localiza un periodo de especial sensibilidad del cachorro a las experiencias traumáticas.

Cualquier experiencia seriamente negativa en este periodo puede tener efectos de por vida sobre las emociones, ansiedad, miedos y agresividad. Deben evitarse en lo posible, durante estas semanas, las experiencias traumáticas (por ej, agresiones, envío de cachorros para su entrega…)

Además, algunos perros genéticamente predispuestos a ser asustadizos, pueden desarrollar miedos durante este periodo y mantenerse temerosos incluso en ausencia de cualquier trauma durante el resto de su vida.

Si tu cachorro presenta cualquier signo que te haga pensar en un posible problema de socialización, no dudes en acudir a un especialista. Pequeñas reacciones o comportamientos no deseados a esta edad pueden ser fácilmente modificados; mientras que de no corregirse a edad temprana, pueden convertirse en un problema de complicada solución.

__________________________________________________________________________________________________________________________________

Uno de los miedos más extendidos entre nuestros pacientes es la fobia a las tormentas y los petardos. Puedes leer más en https://www.vetclan.com/la-fobia-a-los-petardos-y-los-fuegos-artificiales/

 


 

Si necesitas saber más sobre la educación u otros cuidados de tu cachorro, puedes contactar con nosotros en cualquiera de nuestros dos centros:

https://www.vetclan.com/contacto/