91 360 85 60 info@vetclan.com

Todo sobre el cushing en perros

El síndrome de Cushing en perros es un conjunto de alteraciones derivadas del exceso crónico de cortisol*. Dicho exceso, a su vez, está provocado por la existencia de un tumor en hipófisis o en glándulas adrenales.Contenido va aquí

Se trata de la enfermedad metabólica más frecuente en perros, pero es bastante infrecuente en gatos.

 

Las glándulas adrenales (o suprarrenales) son dos estructuras situadas sobre los riñones en las que se produce el cortisol. Esta hormona está implicada en una variedad de mecanismos fisiológicos tales como el sistema inmunitario, el metabolismo de los hidratos de carbono y la respuesta frente al estrés.

 

Por su parte, la glándula hipófisis produce la ACTH, hormona de la que depende la actividad de las glándulas adrenales.

 

 

Tipos de sindrome de cushing en perros

  1. Por tumor en la hipófisis
  2. Por tumor en glándulas adrenales
  3. Iatrogénico: el exceso de cortisol se debe a una administración prolongada o mal pautada de corticoides.

Síntomas de la enfermedad de cushing en perros

Tal vez el síntoma más reconocible sea la polidipsia (aumento del agua ingerida)/ poliuria (aumento de la orina). Pero existen algunos síntomas más que nos harán sospechar de la existencia de Cushing:

  • Polifagia- gran apetito
  • Abdomen abultado
  • Atrofia muscular gradual
  • Respiración agitada
  • Alopecia y mala calidad del pelo
  • Alteraciones de la piel
  • Atrofia testicular en los machos
  • Alteraciones del celo en las hembras

Algunas razas como el caniche y el teckel parecen presentar cierta predisposición, pero no hay diferencias por sexo.

Por otro lado, la edad sí es un factor determinante, ya que la enfermedad afecta casi exclusivamente a animales de edad avanzada.

Diagnóstico

El protocolo para el diagnóstico de este síndrome consiste en un examen minucioso que incluye:

  • Analíticas sanguíneas
  • Análisis de orina
  • Ecografía
  • Estimulación con ACTH- respuesta ante la inyección de esta hormona

Pronóstico de la enfermedad

El diagnóstico temprano es determinante. Por lo que un perro diagnosticado de manera precoz puede llegar a tener una esperanza de vida similar a la de un perro sano; según el tipo de Cushing y el grado de afectación de su organismo.

Tratamiento de la enfermedad

El tratamiento también dependerá del grado de afectación y del tipo de hiperadrenocorticismo.

En un gran número de ocasiones será necesario suministrar al paciente un tratamiento farmacológico de por vida con una estrecha vigilancia. Aunque no se producirá la curación, en muchos casos le permitirá llevar una vida prácticamente normal.

La cirugía se utilizará para resolver aquellos casos en los que el proceso se deba a un tumor no diseminado y extirpable. Se trata de un tratamiento curativo.

En el caso del Cushing iatrogénico bastará con retirar la medicación que ha provocado la enfermedad para resolver el problema.

*Glucocorticoide que interviene en diversos 
procesos metabólicos