91 360 85 60 info@vetclan.com

Los tumores mamarios felinos son los terceros en frecuencia entre todos los tumores que afectan a esta especie. Aunque su incidencia es muy inferior a la encontrada en seres humanos o en perros, su comportamiento biológico es mucho mas agresivo.

El tratamiento recomendado es la extirpación radical del tejido mamario.

 

1.- ¿Cuándo y por qué aparecen?
Los tumores mamarios son relativamente frecuentes en gatas mayores no esterilizadas. Los principales factores predisponentes son:

  • La raza- aunque los pueden sufrir cualquier raza, el gato común europeo y el siamés presentan una mayor predisposición.
  • Gatas intactas- La mayor parte de los casos se producen en gatas no esterilizadas. La esterilización temprana, antes del año de edad, reduce de forma drástica la aparición de este tipo de tumores.
  • Edad- la frecuencia con la que se desarrollan aumenta con la edad, siendo la edad media de aparición los 10-12 años.

 

2.- Comportamiento de los tumores de mama
Aproximadamente el 85% de los tumores mamarios felinos son malignos y se clasifican, histológicamente como adenocarcinomas. Otros tipos de tumores tienen una incidencia muy inferior. Las displasias mamarias benignas (hiperplasia lobular, hiperplasia fibroepitelial) son poco frecuentes.

 

3.- Diagnóstico
La aparición de nódulos en las mamas es el principal indicador diagnóstico. Por esta razón, en todas las revisiones (por ej.: en la vacunación) se palpan las mamas de las gatas. Siendo recomendable, además, que los mismos propietarios hagan palpaciones regulares.

Antes de cualquier cirugía de tumores de mama, será necesario comprobar el estado de salud de la paciente mediante un análisis de sangre y un ECG. Además, en estos casos, deben hacerse radiografías torácicas (al menos una lateral derecha y una lateral izquierda). En caso de que en las radiografías de tórax se aprecien metástasis, se desaconseja la cirugía.

La biopsia previa no está recomendada, ya que el 85% de lo tumores son malignos. Es importante palpar los ganglios regionales para valorar cambios de tamaño.

El diagnóstico definitivo se obtiene mediante análisis histopatológico de los tumores extirpados. Dado que puede haber diferentes tipos histológicos en una misma gata, es imprescindible analizar todos los nódulos que se eliminen.

 

4.- Tratamiento
La cirugía es el tratamiento mas adecuado para los tumores de mama. Se utiliza sola o combinada con quimioterapia. La mastectomía radical (extirpar todas las mamas del lado afectado) es el método quirúrgico de elección, ya que reduce significativamente la probabilidad de reaparición local del tumor.

Las gatas en las que se practica una cirugía conservadora sufren la reaparición local del tumor en el 66% de los casos.

El ganglio inguinal se extirpa siempre durante estas cirugías. El ganglio axilar solo si esta aumentado o la citología demuestra metástasis.

 

5.- Quimioterapia
Se ha comprobado que la quimioterapia utilizando doxorrubicina y ciclofosfamida o carboplatina induce respuestas de corta duración en gatas con metástasis o tumores mamarios no extirpables.

Asimismo, la quimioterapia está recomendada tras la excisión completa de los tumores con el fin de prolongar el periodo de remisión y retrasar la aparición de metástasis.

El tratamiento de quimioterapia se administra cada 3-4 semanas y en un total de 4-6 ciclos tras la extirpación tumoral completa.

Los efectos secundarios mas frecuentes son la anorexia (falta de apetito) y la mielosupresión (anemia y bajada de glóbulos blancos).

 

6.- Pronóstico
Los factores pronósticos mas importantes relacionados con la reaparición tumoral y la supervivencia en gatas con cáncer de mama son:

  1. El tamaño del tumor
  2. La extensión del tejido extirpado
  3. La clasificación histolóigica.

El principal, no obstante, es el tamaño del tumor; por lo que la norma es:

▪️ Las gatas con tumores inferiores a 2 cm de diámetro tienen una supervivencia media de 3 años.

▪️ Las gatas con tumores de 2-3 cm de diámetro tienen una supervivencia media de 2 anos

▪️ Las gatas con tumores mayores de 3 cm de diámetro tienen una supervivencia media de 4-6 meses

 

Mª Eugenia Bustamante Albizu, Veterinaria